Saltar al contenido

Explicar la diabetes infantil a los niños

¿Conoces algún niño con diabetes? ¿Un amigo, compañero de clase o quizás un familiar? ¿Sabes qué es la diabetes y por qué se produce?

En este post hablaremos de ello, pero antes déjame comenzar hablando del cuerpo humano.

Imagínate una casa: está construida con diferentes materiales y cada uno sirve para algo distinto. Por ejemplo, tenemos ladrillos que forman la estructura del edificio; también están las vigas, que hacen que se mantenga en pie , el cemento, que permite que los distintos materiales se unan unos a otros; las tejas, que la protegen de la intemperie; cables, que conducen la energía eléctrica; los cristales, que nos permiten que penetre la luz y poder ver el exterior…

dibujo infantil de niño con casco mostrando materiales de construcción y edificio en obras

Pues en el cuerpo sucede algo parecido. Las células son nuestros materiales, solo que prácticamente todas son tan pequeñas que para verlas necesitaríamos utilizar un microscopio.🔬

Están las células de la piel, que nos protegen del exterior y dan forma al cuerpo; las de los huesos, que sostienen nuestro cuerpo y nos ayudan a movernos; las neuronas, que transmiten impulsos eléctricos; las que forman los diferentes órganos, como los ojos o los pulmones, etc. Pero a diferencia de una casa, nuestro cuerpo no está quieto y necesita energía para moverse, para pensar, para correr, para crecer, para respirar y para mantenerse sano, y la encargada de llevar el alimento al resto de células del cuerpo es, ni más ni menos, que la sangre.🩸 ¡Vamos!, algo parecido a lo que hace “Glovo”,🍕 pero dentro del organismo.😂

esquema del cuerpo humano con diferentes tipos de células

Vamos a seguir dando rienda suelta a la imaginación: imagina ahora que el alimento que transportan la sangre no llegaran a entrar en tus células. Entonces, el cuerpo se quedaría sin energías y tú…

  1. te sentirías cansado. Y como no tiene fuerzas, tu cerebro respondería pidiéndote que comas más, así que
  2. tendrías mucha hambre, pero aun así no te sentirías saciado, porque tu sangre sí lleva alimento, solo que este no es capaz de entrar en las células de tus órganos. Como tu cuerpo no se nutre, probablemente
  3. adelgazarías, y todo ese alimento que no se aprovecha y que se acumula en la sangre podría dañar órganos de tu cuerpo, como los ojos o los riñones, por eso el cuerpo trata de deshacerse de este exceso a través de la orina, lo que haría que tuvieras
  4. ganas de hace pis muy a menudo y, como consecuencia,
  5. necesitarías beber también con mucha frecuencia.

Pues todo eso es lo que siente una persona diabética.

Aquí puedes ver un vídeo en el que explicamos muchas cosas sobre la diabetes. ¡No te lo pierdas!

Y después sigue leyendo el post.😉

Así que ya sabemos por qué se produce la diabetes: el alimento no llega de forma adecuada a las células de nuestro cuerpo y este se debilita y enferma.

Ahora te preguntarás por qué no entra el alimento en las células, ¿verdad?

Pues para explicarlo nos va a tocar repasar el aparato digestivo.🤓

dibujo con esquema del aparato digestivo

Este es el esquema de nuestro aparato digestivo que, a través de una serie de procesos, transforma los alimentos que tomamos en sustancias muy simples y muy pequeñitas para que sirvan de alimento a las células del cuerpo, que ya dijimos que son microscópicas.

Algunas de esas sustancias sirven para ayudarnos a crecer o para reparar los tejidos dañados, como cuando te haces una herida, y otras son la fuente de energía que nos mantiene con fuerza y sanos.

Esta sustancia que nos da energía es la glucosa.

Se suele decir que la glucosa es el combustible del cuerpo y gracias a ella podemos mantenernos activos.

La glucosa es un tipo de azúcar. Eso no quiere decir que se encuentre solo en los alimentos dulces. Si hablamos como científicos, debemos saber que la glucosa es un azúcar muy simple, perteneciente al grupo de los carbohidratos, que se extrae de los alimentos y nutre nuestras células. Por eso, se dice que las personas diabéticas tienen azúcar en la sangre.

dibujo infantil de niño sediento y niña cansada

Para que la glucosa, que viaja por el torrente sanguíneo, nutra a las células es necesario que penetre en ellas y eso sucede gracias a otra sustancia que es producida por un órgano del aparato digestivo que seguro que ya conoces: el páncreas.

Una de las funciones del páncreas es producir una sustancia llamada insulina. Cuando comemos, el aparato digestivo se pone en marcha para descomponer los alimentos y obtener, además de otros nutrientes, la glucosa, que ya dijimos que era esencial para estar fuertes y sanos. Cuando nuestro cuerpo detecta el aumento de glucosa en la sangre 🔔🔔🔔 el páncreas se pone en marcha liberando insulina.

La insulina es fundamental para que la glucosa llegue a las células. De hecho, la insulina es algo así como la llave que activa a la célula para que permita que la glucosa penetre en ella. 🗝

Puedes ver cómo lo hace en el siguiente vídeo.

Hay personas cuyo páncreas no produce insulina y… la célula se queda sin alimento.😞

Entonces aparecen todos esos síntomas de los que hablábamos al principio: cansancio, hambre, mucha sed, mucha necesidad de orinar y pérdida de peso.

Ese es el tipo de diabetes más habitual en los niños y se denomina Diabetes Tipo 1.

Hay otro tipo de diabetes en la que el páncreas sí produce insulina, pero la insulina no funciona como debería funcionar .👎🏻 Como si esa llave no pudiera abrir la puerta de la célula.  Este tipo de diabetes está relacionada con problemas de sobrepeso. Es la llamada Diabetes Tipo 2.

La verdad es que si no la tratamos puede ser muy seria, pero afortunadamente existen tratamientos de insulina que los enfermos de diabetes utilizan a diario y que les permite llevar una vida normal. Pueden trabajar, estudiar, viajar o hacer ejercicio como el resto de las personas.

Lo más importante es controlar los niveles de glucosa de su sangre a lo largo del día y regularla mediante inyecciones de insulina, para que la glucosa se mantenga en niveles adecuados: ni muy poca ni demasiada, de esa manera el cuerpo obtiene la energía necesaria.

Si tienes algún compañero del cole diabético te darás cuenta de que hace algunas cosas un poco inusuales, como comer algo entre horas, aunque esté en clase. La razón es que los niños con diabetes deben prestar atención a su cuerpo para mantener el azúcar de su sangre bajo control.

Por esa razón deben medirse la concentración de glucosa en sangre varias veces al día, por ejemplo, antes de las comidas, a la hora de acostarse o antes de hacer ejercicio.

niña con trenzas pinchándose insulina

La glucosa se mide mediante unos pequeños dispositivos llamados glucómetros, como los que ves en la imagen inferior. Para ello es necesario obtener una gota de sangre mediante un pequeño pinchazo y el aparato nos dirá cuánta glucosa circula por nuestra sangre.

Los niños diabéticos aprenden a conocer cuál es el nivel de glucosa adecuado en su sangre. Si es más alto de lo debido necesitarán insulina.

La insulina se puede inyectar. Para ello se necesita un aparato que parece un bolígrafo y que contiene en su interior la insulina. Otra manera de administrarla es a través de una bomba de insulina (¡no te asustes, no es peligroso!😄 Aquí puedes ver cómo funciona.

imagen de bomba de insulina, pluma de insulina y glucómetro

Además de medirse la glucosa y utilizar la insulina según las indicaciones de su médico es necesario que los niños diabéticos lleven una dieta saludable y equilibrada, evitando alimentos procesados y con exceso de hidratos de carbono (como por ejemplo, golosinas y dulces) porque elevan los niveles de glucosa en sangre con mucha rapidez y ya vimos al principio del post que el exceso de glucosa en la sangre es perjudicial para el organismo.

También es importante hacer ejercicio físico con regularidad, esto ayuda a que la diabetes se mantenga bajo control y que la insulina funcione mejor.

A veces, si se utiliza demasiada cantidad de insulina por error puede aparecer otro problema, porque entonces baja demasiado el nivel de glucosa en la sangre y nos quedamos sin energía.😓 En ese caso, el páncreas vuelve a entrar en acción segregando otra hormona, el glucagón (menudo nombrecito😝) que logra que haya más glucosa en la sangre. Pero, a veces eso no es suficiente y, en ese caso, es importante tener a mano algo dulce, como un caramelo o un zumo de frutas, para reponer rápidamente la glucosa en nuestro organismo.

La primera persona en darse cuenta de ello será el mismo niño, y siempre tiene a mano su medicación y alimentos para regular su organismo. Pero en el caso de que le cueste recuperarse deberás comunicárselo a tu profesor o a sus padres y ellos sabrán qué hacer.

fotografía de una doctora inyectando insulina a una niña

Como comentamos más arriba, existen dos tipos de diabetes:

  • La Diabetes Tipo 1: el páncreas deja de funcionar y no sabemos exactamente por qué. Lo que sí es seguro es que no tiene que ver con nuestros hábitos, no se debe a que hayamos hecho algo mal. Parece tratarse de una enfermedad genética, eso quiere decir que hemos nacido con esa característica, que puede desarrollarse en un momento dado.
  • La Diabetes Tipo 2: aunque el páncreas funciona, la insulina no cumple su función. El origen de esta enfermedad no está claro, pero el sobrepeso y la falta de ejercicio favorecen su aparición.
  • Hasta 1923, hace algo más de cien años, la diabetes era una enfermedad mortal.
  • La primera insulina que se utilizó para tratar la diabetes, que comenzó a emplearse ese año, tenía origen animal y se extraía de células del páncreas de vacas y cerdos. Hace unos cincuenta años consiguió “fabricarse” insulina en laboratorios y desde entonces es la que se usa.
  • Podríamos decir que la diabetes aún no tiene cura, pero sí se puede vivir perfectamente con diabetes🧓🏻👴🏼, es a lo que se llama una enfermedad crónica (que dura mucho tiempo). Hay muchos avances médicos que nos hacen pensar que los tratamientos en el futuro serán más sencillos y es posible que finalmente se encuentre la cura para la diabetes.
  • Por si te lo preguntas, la diabetes no es contagiosa, no podemos pegárnosla como si fuera una gripe.😅
  • La diabetes puede heredarse. Eso quiere decir que si tu padre, tu madre o tus abuelos padecen esa enfermedad, es más fácil que la desarrolles.
  • Algunas personas pronuncian “diabetis” en lugar de diabetes. Esta última es la forma correcta de la palabra.
  • El médico especialista que trata enfermedades hormonales, como la diabetes, (la insulina es una hormona 🤓) es el endocrinólogo, más familiarmente conocido como endocrino👩‍⚕️.
  • También hay diabéticos entre las personas famosas. Cocineros, como Alberto Chicote; cantantes, como Nick Jonas; el creador de Apple, Steve Jobs y hasta deportistas de élite, como el nadador olímpico Gary Hall, el tenixta Alexander Zverev y los futbolistas Andrea Pereira y Nacho Fernández Iglesias.🤩
niño y niña montando en bici

Los niños con diabetes aprenden a convivir con esa enfermedad y deben utilizar medicamentos y cuidarse.

Por otro lado, pueden realizar las mismas actividades que cualquier otro niño: jugar, estudiar, hacer deporte o salir con sus amigos.

Es importante que sepas todo esto porque, en ocasiones, cuando conocemos a alguien con algún tipo de problema de salud no sabemos cómo tratarlo y, como ves, los niños con diabetes pueden disfrutar de sus aficiones y llevar una vida normal igual que tú. Así que no es necesario que le trates de una manera especial, podéis divertiros y hacer cosas juntos.

Y mientras, te dejo con un capítulo del audiocuento de Cuentitis Aguda, Nina y el misterio de Santapaciencia en el que Nina nos cuenta cómo descubrió que su compañera Sofía tenía diabetes.🎤

Espero que te guste.😊

¡Hasta pronto!🥰

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *