Saltar al contenido

Explicar el clima oceánico y el clima continental con experimentos

Seguro que te ha tocado aprender en clase las características del clima oceánico y del clima continental.

Sus nombres ya nos dan una pista:

  • Clima oceánico: se da en zonas cercanas al mar y, como veremos, es esa proximidad la que determina sus características.
  • Clima continental: como su nombre nos indica, es propio de zonas continentales, o sea, del interior de los continentes, donde no llega la influencia del mar.

En la siguiente imagen puedes ver dónde se encuentran las áreas del planeta con clima oceánico (fachada atlántica de Europa, algunos sectores de la costa de Pacífico de Norteamérica, zonas costeras del sur de Chile, Sudáfrica y el sudeste de Australia, y Nueva Zelanda) y las de clima continental (interior de Norteamérica, Europa central y oriental, Siberia, Asia central, interior de China e Irán).

  • planisferio donde se divide la Tierra en zonas cálida, templada y fría.
  • planisferio en que se colorean en verde las zonas de clima oceánico.
  • planisferio con zonas de clima continental pintadas en verde

Pero, ¿de verdad es tan importante la influencia del mar como para dar lugar a climas distintos?

Desde luego que sí. Y en este vídeo vamos a ver por qué mediante dos experimentos que nos muestran cómo se relacionan agua y temperatura. Y después veremos sus consecuencias en distintos aspectos del clima:

  1. la amplitud térmica o diferencia de temperaturas en un lugar a lo largo del tiempo.
  2. La presencia de lluvias.
  3. El paisaje.

Después de ver este vídeo ya estamos preparados para comprender más cosas. Pero antes debemos hacer un par de apuntes:

1️⃣ Los climas oceánico y continental no se dan en cualquier parte del planeta, solo en las zonas templadas. Y, ¿cuáles son las zonas templadas?

Imagínate que dividimos la Tierra en franjas: las cercanas al Polo Norte y al Polo Sur son las zonas más frías del planeta, las que se encuentran próximas al ecuador son las cálidas (desiertos, selvas) y en el espacio intermedio se encuentran las zonas templadas, con temperaturas menos extremas.

Prácticamente toda Europa, gran parte de Asia, en América el Cono Sur y casi toda Norteamérica, Sudáfrica y el sur de Oceanía pertenecen están situados en las zonas templadas.

En uno de los mapas del primer apartado de este post puedes ver dónde se sitúan las distintas zonas climáticas de la Tierra.

2️⃣ Cómo se calienta la Tierra. Esto es algo que hemos visto ya en algunos vídeos, como en este: Cómo se forma la niebla, pero vamos a recordarlo otra vez:

Cuando los rayos del sol llegan a nuestro planeta calientan su superficie (tanto la tierra como el agua de mares, ríos y lagos), después ese calor se va desprendiendo durante el día y la noche, como si se tratase de un radiador, calentando el aire que tiene alrededor. De esa manera, la Tierra sigue teniendo una temperatura que permite que sea habitable cuando no calienta el sol (por ejemplo, de noche o cuando está muy nublado).

Teniendo en cuenta estos dos puntos más lo que vimos en el vídeo vamos a conocer ahora las características de los climas oceánico y continental.

dibujo del sol y la Tierra con flechas que señalan cómo llega el calor a la Tierra y otras color rosa que muestran cómo se desprende.

Como viste en los experimentos del vídeo, el agua tarda más en calentarse y también en enfriarse que el aire seco. Eso sucede también con el mar. Por eso se dice que el mar actúa como un regulador térmico.

En verano, aun recibiendo el mismo calor que el mar, la tierra (zona continental) se calienta mucho más que el océano y, por lo tanto, desprende más calor, de modo que el aire cercano a la superficie de las áreas del interior se calienta más que el que está sobre zonas marítimas. Como consecuencia, los veranos son más frescos cerca del mar.

En invierno, el agua del mar retiene mejor el calor, no se desprende tan rápidamente como en las zonas de interior, por eso, las áreas de influencia costera tienen un clima más suave en invierno.

dibujo infantil niña con chubasquero, botas de agua y paraguas bajo la lluvia

Como dijimos anteriormente, nos vamos a fijar en tres elementos: lluvias, amplitud térmica y paisaje.

Te lo puedes imaginar.

Cuando el sol calienta los océanos provoca la evaporación del agua superficial de estos. Y ya sabemos cómo va el ciclo del agua: se produce evaporación, el vapor de agua asciende y forma las nubes por condensación al enfriarse en las capas superiores y, cuando esa agua en suspensión que se encuentra en las nubes se enfría lo suficiente va formando gotitas cada vez mayores que, cuando son lo bastante grandes, se “precipitan”, o sea, caen a la Tierra en forma de precipitaciones (lluvia, nieve o granizo). Todo esto te lo explico mucho mejor en el post Cómo se forman las nubes, donde encontrarás un experimento para crear nubes que puedes hacer en casa.😉

Por tanto, en las áreas marítimas la humedad en el aire es mayor y favorece la creación de nubes y las precipitaciones.

dibujo con esquema del ciclo del agua

En el interior, al haber poca agua superficial, el clima es más seco y llueve menos. Las masas de aire de origen marítimo, al desplazarse sobre grandes extensiones de tierra, van perdiendo humedad en forma de precipitación, lo que se acelera cuando entran en contacto con montañas. Según se desplazan hacia el interior del continente les queda menos humedad por lo que la cantidad de lluvia disminuye.

Por otro lado, en las áreas en las que domina el clima continental las cuatro estaciones están muy marcadas, con inviernos muy secos y veranos muy cálidos, en los que se producen lluvias torrenciales en forma de tormentas; en cambio, cuando hablamos de clima oceánico, las precipitaciones se suceden a lo largo de todo el año y las temperaturas, como veremos a continuación, no presentan diferencias muy marcadas.

dibujo infantil de niño con gorro y bufanda bajo la nieve y de niña sudando bajo el sol

Ya dijimos antes que el clima, por efecto del mar, es más suave en las zonas costeras. Señalamos que los veranos son más frescos y los inviernos más suaves. Eso supone que entre el verano y el invierno no hay una diferencia demasiado acusada de temperaturas. La amplitud térmica, o sea, la diferencia de temperatura entre estaciones en zonas de clima oceánico no es extrema , pero sí que es muy notable en el clima continental, donde los inviernos son muy fríos, con frecuentes nevadas, y los veranos secos y calurosos.

Pero no solo hay diferencia de amplitud térmica en las estaciones del año, sino también entre el día y la noche. En lugares costeros, con clima oceánico, la variación de temperaturas es pequeña, porque  Durante la noche, los océanos emiten el calor que absorbieron de la luz solar durante el día dando lugar al aumento de temperatura. En cambio, en zonas continentales son frecuentes las bajas temperaturas y las heladas nocturnas favorecidas por la ausencia de nubes (tienes la explicación a este fenómeno mediante una serie de experimentos en el post Cómo se forma la niebla 😉), lo que provoca una oscilación térmica o diferencia de temperatura muy acusada entre el día y la noche.

paisaje de montañas y bosques con el mar al fondo
Paisaje clima oceánico
paisaje costero, con pueblo marinero, costa y montañas al fondo
Costa clima oceánico
imagen de pradera muy extensa con siete caballos pastando en ella
Estepa rusa clima continental
fotografía de un hayedo en otoño
Bosque de hayas clima oceánico
fotografía de gran bosque de coníferas con montañas al fondo.
Taiga clima continental
fotografía de bosque de coníferas nevado.
fotografía de río caudaloso en medio de un bosque de caducifolias.
Río y bosque de caducifolias clima oceánico
fotografía de río atraveesando la campiña con un castillo a la derecha
Río clima oceánico
imagen de río helado al lado del casco antiguo de una ciudad nevada.
Río Volga helado en invierno
fotografía de río con cauce muy ancho atravesando una ciudad situada en una llanura.
Río Volga en verano

Donde llueve mucho hay mucha vegetación y el paisaje es verde y frondoso. Por esa razón en los lugares con clima oceánico, en los que ya dijimos que caían precipitaciones a lo largo de todo el año, nos encontramos con prados verdes y bosques, generalmente de árboles de hoja caduca, como los robles, los castaños y las hayas.

Otra de las consecuencias de las lluvias continuadas en estas zonas es que los ríos son caudalosos, llevan mucha agua, y son de régimen regular, que quiere decir que la cantidad de agua que llevan (caudal) permanece sin muchas variaciones durante el año.

En las zonas afectadas por el clima continental, alejadas del mar y además separadas de su influencia por barreras montañosas, las lluvias son escasas y se producen variaciones extremas de temperatura, no solo entre estaciones, sino también entre el día y la noche. La vegetación está adaptada a estas condiciones, proliferando los bosques de coníferas, compuestos por árboles de hoja perenne como los abetos. A este tipo de paisaje se le denomina taiga. Y en zonas aún más secas nos encontramos con extensas praderas que forman un tipo de paisaje llamado estepa.

Las temperaturas bajo cero hacen que los ríos de zonas de clima continental pasen el invierno helados. En primavera, con el deshielo, el caudal de los ríos experimentas fuertes crecidas.

Ya dijimos que el clima oceánico se da en las zonas templadas de la Tierra, pero no todas las áreas costeras tienen ese clima.

¿Has visto alguna película de Nueva York en invierno? O mejor, ¿has estado en Nueva York en invierno? Aunque está en la costa y se encuentra a una latitud más o menos como Portugal, donde sí está presente el clima oceánico, allí son frecuentes las nevadas en esa época del año y su clima es continental.

Eso se debe a que la circulación general de la atmósfera es de oeste a este. Nueva York está en la costa este de Estados Unidos y el aire que llega a la ciudad tiene procedencia continental. Se trata de aire frío que recibe humedad al llegar al litoral, provocando frecuentes nevadas.

Este clima continental se extiende por la costa este de Norteamérica y de Asia. En cambio, en el hemisferio sur, debido a diversos factores, encontramos cerca de la costa climas como el mediterráneo o el árido.

Al hablar de un área de interior deberíamos pensar en clima continental, pero también tiene influencia mediterránea, por lo que presenta un clima mediterráneo continentalizado, con inviernos fríos y veranos calurosos y secos. Y en las zonas altas de las cordilleras el clima es el de alta montaña

Espero que te haya gustado este post. Si te gusta la ciencia tienes más contenido similar en la SECCIÓN DE CIENCIAS DE CUENTITIS AGUDA.

dibujo infantil de un niño tapándose los oídos y una niña inflando un globo
Explicar el clima oceánico y el clima continental con experimentos

Océano y continente Seguro que te ha tocado aprender en clase las características del clima oceánico…

dibujo cómic de un sol con gafas de sol y un paraguas con cara sonriente
Explicar a los niños los anticiclones y las borrascas con experimentos

La predicción del tiempo 📺 ¿Sabes leer el futuro? ¿Podrías adivinar qué tiempo hará mañana? ¿Lloverá…

dibujo con niña abrigada y niebla
Cómo se forma la niebla. Explicación para :niños

Explicar cómo se forma la niebla con experimentos ¿Te has preguntado alguna vez cómo se forma la nie…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *